Algunas cosas que necesita saber sobre cachorros

  • 3 Abr, 2019
  • 5 minutos de lectura
  • 03/04/2019
  • 5 minutos de lectura

Algunas cosas que necesita saber sobre cachorros

Traer a casa a un nuevo cachorro es una experiencia emocionante, y aunque está lleno de una gran variedad de emociones – desde la felicidad pura hasta amor incondicional – no hay duda de que a veces también puede ser una tarea abrumadora. Hacer que su nuevo cachorro sea parte de la familia es una de las experiencias más gratificantes que tendrá al comenzar su aventura juntos. Con tanta información disponible, es bueno conocer lo básico y qué esperar cuando traiga su paquete de alegría a casa. Nuestra guía para el cuidado de cachorros ha sido diseñada para ayudarlo a darle a su cachorro el mejor comienzo en la vida.

¿Adoptar o comprar?

Una de las primeras grandes decisiones que tomará cuando traiga un perro a su vida es si desea comprar o adoptar. Ambas opciones tienen sus pros y sus contras, y es importante considerar lo que es mejor para usted y lo que desea que sea su experiencia.

Si toma la decisión de comprar, podrá ver a los padres biológicos del cachorro y el entorno en el que crecieron. Otra ventaja es que su cachorro ya habrá comenzado el proceso de socialización y habrá desarrollado algunas habilidades sociales.

Comprar también significa que puede seleccionar la raza que coincida con usted y sus preferencias. Algunas razas de perros son más independientes, algunas son más activas, otras son más pasivas – cada raza tiene su propio conjunto de rasgos particulares que es importante investigar para que pueda comprender cómo se adaptarán con usted y con su estilo de vida.

algunas-cosas-que-necesita-saber-sobre-cachorros-1

Si elige adoptar un cachorro, esto también viene con sus ventajas. En primer lugar, es posible que ya esté adiestrado o se haya adiestrado en obediencia, y que haya socializado con humanos y otros perros. En segundo lugar, y posiblemente lo más importante, le está dando al cachorro una posibilidad que de otro modo no podría haber tenido.

Analice los pros y los contras de ambas rutas, y decida qué es lo mejor para usted y su estilo de vida – sin importar el camino que elija, será recompensado con un nuevo integrante de la familia y comenzarán un viaje emocionante juntos.

Antes de que traiga su cachorro a casa

Incluso antes de que el más reciente integrante de la familia haga su primera aparición en su hogar, la planificación y la preparación pueden darle una ventaja en su primer día juntos. Una vez que usted y su familia hayan establecido que desean un perro, tenga una reunión (¡o varias!) para asegurarse de que todos estén en sintonía. Decidan:

  • Quién está a cargo de alimentar
  • Quién va a llevar al cachorro a pasear
  • Quién está a cargo de acondicionar en el patio trasero y para hacer sus necesidades
  • El vocabulario que usarán como familia para adiestrar a su perro

Si usted tiene hijos, establezca expectativas para su primer día para asegurarse de que no abrumen al que va a llegar.

Prepare su casa para que sea a prueba de cachorros: asegúrese de que los productos químicos domésticos estén fuera de su alcance, que los cables estén atados y pegados con cinta adhesiva a paneles, y retire las alfombras y las plantas.

Prepare la cama o la caja de su cachorro, y adquiera los suministros que necesite, como tazones para comida y agua, collar, correa y placa con el nombre. Haga una lista para que pueda verificar si tiene todo lo que necesita.

Es fundamental que encuentre un veterinario con el que se sienta cómodo y con el que estará feliz de poder trabajar. También deberá analizar las vacunas que su cachorro debe tener para prevenir ciertas enfermedades y ayudar a proteger a su mascota.

Plan de vacunación

Es importante hablar con su veterinario acerca del plan de vacunación de su cachorro. Los cachorros pueden vacunarse desde alrededor de las 6 semanas de edad, pero la mayoría de las personas obtienen sus cachorros más grandes, por lo que hablar con su veterinario es clave a la hora de decidir sobre un plan de vacunación. Su veterinario se reunirá con su nuevo cachorro para realizar una revisión general y decidir los tiempos de vacunación. Generalmente su cachorro necesita varias vacunas con espacio de un par de semanas o más entre una y otra, según la recomendación del médico veterinario.

Usted debe tener en cuenta que su cachorro podría necesitar vacunas para:

  • Moquillo canino
  • Hepatitis infecciosa
  • Parvovirosis canina
  • Leptospirosis
  • Tos de las perreras
  • Rabia

algunas-cosas-que-necesita-saber-sobre-cachorros-2

Asegúrese de consultar a su veterinario acerca de las vacunas que su cachorro necesita. La inmunidad es esencial para un animal saludable y feliz.

La inmunidad tardará unos días en desarrollarse después de la vacunación, y su veterinario le aconsejará cuándo es seguro que su cachorro interactúe con otros perros inmunizados.

Su veterinario le dará un certificado de vacunación que usted deberá conservar para mostrar que su cachorro está al día con todas sus vacunas.

La llegada de su cachorro

Una vez que su nuevo cachorro haya sido bienvenido a su hogar, comience su nuevo programa con el pie derecho e inicie una rutina de alimentación, siestas, adiestramiento para hacer sus necesidades y, por supuesto, ¡jugar! Su cachorro también necesitará tiempo a solas – no tenga miedo de dejarlo por períodos cortos y no ceda a los gemidos. ¡Su perro necesita espacio, y debe prepararlo para cuando esté sin usted!

Adiestramiento para hacer sus necesidades

El adiestramiento requiere consistencia. Le permite crear un vínculo estrecho con su nuevo cachorro, pero tendrá que ser paciente durante este proceso. Pueden transcurrir hasta 4-6 meses para que un nuevo cachorro sea adapte adecuadamente. Algunos cachorros tardan más que esto – por supuesto, cada animal es diferente.

Los expertos recomiendan comenzar a adiestrar a su cachorro cuando tenga entre 12 y 16 semanas de edad. Comience el adiestramiento manteniendo el cachorro confinado en un área más pequeña, como su caja o una habitación. Puede dar más libertad a su cachorro a medida que aprenda a no hacer de las suyas en el interior.

Es importante establecer tiempos de alimentación, y una vez que se haya establecido un horario, retire los alimentos de su cachorro entre comidas.

El adiestramiento comienza a primera hora de la mañana, cuando debe llevar a su cachorro al lugar destinado para hacer sus necesidades, luego nuevamente a intervalos regulares (30-60 minutos). Llévelo al lugar destinado nuevamente después de una siesta, y después de las comidas. Llévelo de nuevo antes de acostarse, y si planea dejarlo solo por un tiempo.

Cuando lleve a su cachorro a hacer sus necesidades, llévelo siempre al mismo lugar. ¡Esto les resultará familiar y los alentará a hacer lo que la naturaleza mande! Debe permanecer con su cachorro mientras lo adiestra, y elogiarlo cuando orine y/o defeque en el lugar que usted haya designado.

Esté atento a las señales que su cachorro necesita ir:

  • Gemidos
  • Ladridos
  • Olfatear o rascar la puerta
  • Dar vueltas

Es probable que ocurran accidentes en el camino – ¡es parte del proceso! No pierda la paciencia con su cachorro si tiene un accidente en la casa. Solo continúe con su rutina y manténgala constante.

New call-to-action

Adiestrar a su cachorro: socializar y aprender lo básico

Los cachorros que están bien socializados generalmente serán mascotas agradables, ya que es probable que sean más relajados y menos temerosos de otros seres humanos o animales. Los perros que no están socializados adecuadamente pueden reaccionar con miedo o agresión en ciertas situaciones, por lo que es importante socializar a su cachorro para que pueda vivir una vida más pacífica y feliz.

Los cachorros tienden a ser más abiertos y aceptan cosas nuevas cuando tienen entre 3 y 12 semanas de edad. Una vez que cumplen las 12 semanas, se vuelven más cautelosos con las nuevas experiencias y personas. Cuando socialice con su nuevo cachorro, debe exponerlo a situaciones, sonidos, objetos, animales y personas con los que le gustaría que se sienta cómodo, como un bebé llorando, o con el tráfico. Es difícil (si no imposible) exponer a su perro a todos los sonidos y situaciones posibles, pero mientras más bases pueda cubrir, mejor.

Aunque es importante socializar a su cachorro, y en sus primeras semanas acepten más las nuevas experiencias, es posible que aún tengan miedo en ciertas situaciones o cuando se enfrenten a cosas nuevas. Si nota que tiene miedo, dé pasos pequeños y recompénselo con elogios y premios. Una buena idea es asistir a clases de socialización de cachorros para aprender nuevas técnicas y para que usted y su nuevo cachorro aprendan juntos en un ambiente seguro.

Mientras su cachorro todavía es joven y aprende, es normal que haga cosas que le frustran, pero trate de no perder la paciencia. Enfadarse con su cachorro no les enseñará nada más que estrés y ansiedad, así que aprenda a controlar su ira y no golpee a su cachorro – el castigo físico en realidad aumenta la probabilidad de agresión en los perros. Algunas tácticas disciplinarias que puede emplear incluyen:

  • Alentar y reforzar el comportamiento positivo
  • Sea consistente en su adiestramiento y técnicas
  • Utilice técnicas como la distracción y la redirección
  • Use los descansos de manera efectiva
  • Ignore los malos comportamientos para que su cachorro sepa que es un buen comportamiento lo que se ve recompensado
  • Emplee adiestramiento basado en recompensas

Mordisquear y morder

Los cachorros muerden y mordisquean naturalmente – pero estos no son comportamientos deseables para los perros adultos, ¡por lo que es importante cortarlos de raíz! Jugar con su cachorro es muy divertido, pero éste no sabe cuán filosos son esos pequeños dientes, y tiene que aprender cuándo es suficiente. Los cachorros generalmente se muerden entre sí cuando juegan, y cuando uno muerde demasiado fuerte, el cachorro que siente el dolor emitirá un agudo chillido. Esto detiene el juego por un tiempo ya que el mordedor se desconcierta. El juego se reanudará, pero con el tiempo los cachorros aprenden a controlar su mordedura con sus compañeros de juego. Es lógico, entonces, que puedan aprender lo mismo de nosotros.

Cuando juegue con su cachorro, déjelo que ponga el hocico en sus dedos y manos. Continúe con el juego, pero una vez que le hayan mordido, imite un chillido que indique claramente que le dolió, luego deje que su mano se quede flácida. Si no se siente cómodo dando chillidos, podría elegir un ruido como «¡ay!» o ‘ey!’. Esto debe asustar a su cachorro y dejará de jugar por un momento. Si se detiene, felicítelo y reanude el juego. Este proceso no debe repetirse más de tres veces en un período de quince minutos – si su cachorro muerde nuevamente, dele un descanso.

algunas-cosas-que-necesita-saber-sobre-cachorros-4

Una vez que su cachorro se de cuenta de que su mordedura es demasiado dura, usted puede llevarlo al siguiente nivel, que es acostumbrarse a jugar con juguetes, ¡y con la idea de que los dedos y las manos no son para morder! Cuando su cachorro trate de masticar sus dedos, o los dedos de sus pies, redirija con algo para masticar o con un juguete. Puede comenzar a adiestrarlos en juegos que no involucren sus manos, y es todo tipo de diversión para ellos, como traer una pelota o jalar una cuerda. Mantenga los descansos y chillidos mientras los acostumbra a la idea de que su piel no es para morder.

Salir a caminar

Parte de la diversión de tener un cachorro es explorar con él, y la ventaja de tener un perro es que siempre tendrá tiempo para ejercitarse llevándolo a caminar. Todo esto es parte de un proceso, y lo primero que debe hacer con su cachorro es acostumbrarlo a la idea de la correa y el collar. Hasta que se sientan cómodos usándolos, los collares pueden ser aterradores o preocupantes para los cachorros. Pueden sentir miedo si trata de ponerle uno, o pueden hacer una rabieta. Vaya paso a paso para acostumbrar a su cachorro a la idea del collar y la correa.

Si puede, trate de ponerle el collar cuando su cachorro se enfoque en otras cosas o cuando haya distracciones – como durante las comidas o durante las sesiones de adiestramiento. No ponga el collar demasiado apretado. Una vez que su cachorro se acostumbre al collar y ya no se dé cuenta, puede pasar a la etapa de la correa. Deje que su cachorro use la correa por períodos de tiempo, juegue con él y recompénselo, para que asocie la correa con la diversión, y lo más importante para ellos, ¡con la comida!

Tome la correa y haga que su cachorro se acerque a usted. Acostúmbrelo a venir hacia usted a su orden, luego puede pasar a practicar con unos pocos pasos dentro de la casa. Si su cachorro viene a usted, recompénselo. Una vez que se acostumbre a moverse con la correa puesta, puede llevarlo afuera.

Salir a caminar es increíblemente emocionante para los cachorros, por lo que puede ser un desafío hacer que caminen con usted. Mantenga cortas sus primeras caminatas y sea paciente.

Si ve a su cachorro a punto de saltar o tratar de tomar una nueva dirección, avance unos cuantos pasos y llámelo como lo hizo adentro de su casa. Recompense a su cachorro cuando venga a usted.

Es esencial mostrar a su cachorro que usted es el amo y adiestrarlo para que camine correctamente con usted, sin importar quién esté caminando. Caminar con una correa es una de las habilidades que su cachorro puede aprender muy rápido, y usted debe hacer que camine junto a usted en poco tiempo. Una vez que se acostumbren a la correa y salgan a caminar, puede comenzar a adiestrarlos para que caminen detrás de usted – mostrándoles que usted es, por así decirlo, el líder de la manada.

La salud y el bienestar de su cachorro

La vacunación es primordial para la salud de su cachorro, pero también necesita pensar en la atención preventiva y el arreglo, lo que contribuye al bienestar de su cachorro. La mayoría de los perros experimentan infestaciones de gusanos, pulgas o garrapatas en algún momento de sus vidas, por lo que usted necesitará saber cómo prevenir los parásitos y tratarlos cuando sea necesario.

algunas-cosas-que-necesita-saber-sobre-cachorros-5

No espere a que su cachorro empiece a rascarse la piel y a sacudir la cabeza antes de tomar medidas. Controlar garrapatas y pulgas debe ser un hábito con el que usted se relaciona con su cachorro, y debe tener consultas regulares con su veterinario para asegurarse de que tenga una salud óptima. Su veterinario también podrá aconsejarle sobre los mejores productos para control de pulgas y garrapatas. Hable con ellos acerca de los beneficios que ofrecen – si brindan protección duradera, cuál es la dosis necesaria y qué cobertura ofrecen a su cachorro. Debe intentar usar tratamientos durante todo el año, ya que si bien a menudo se piensa que las pulgas y las garrapatas solo aparecen en verano, pero con los cambios climáticos debido al calentamiento global, ya no es así. Consultar con su veterinario le asegura que recibirá un asesoramiento óptimo, y también le pueden indicar qué hacer si encuentra pulgas o garrapatas en su cachorro.

Si bien puede parecer que hay mucho que aprender y considerar, obtener un nuevo cachorro es, sin duda, una experiencia gratificante. Paciencia y consistencia al principio de su aventura juntos los preparará para compartir un vínculo verdaderamente especial y para integrar a su cachorro como un miembro de la familia desde el principio.