Aprovechando a las Mentes Frescas para Bloquear a la Enfermedad

Usted podría encontrar esto sorprendente: en la historia de la Humanidad, hemos erradicado dos enfermedades —la viruela en humanos y la peste bovina. Parece como si toda la tecnología e intelecto aún no es rival para las enfermedades que causan estragos, como la rabia. Estamos encausados en hacer de la rabia una enfermedad que ya no tenemos que temer.

Sabemos que esto requiere innovación. Nosotros sabemos que no podemos solo seguir haciendo lo que hemos hecho en el pasado. Tenemos las herramientas para erradicar la rabia, pero nuestro más grande desafío es idear la forma de desarrollar una nueva forma de pensar, utilizando tecnología en una nueva forma innovadora.

Como puede imaginar, el desarrollar una nueva forma de pensar no es una tarea tan fácil. Por eso es qué, cuando oímos de la Universidad de Cornell-Hackathon Salud Animal, sabíamos que teníamos que ser parte de esto. Hackathon son eventos tipo carrera diseñados para juntar a la gente para resolver problemas del mundo real.

Hackathon Salud Animal tiene una Sociedad con la Universidad de Cornell en su Colegio de Medicina Veterinaria. Los estudiantes de varios colegios en los EE. UU. juntos crean soluciones que mejorarán la vida de los animales. Ellos compiten entre todos para premios monetarios, y juntos idean beneficios para todos. Los estudiantes tienen la oportunidad de mezclarse y compartir con mentores quienes comparten juntos los desafíos en el mundo real con ideas y guía. Verdaderamente, cualquiera que participe en dichos eventos gana pues cada uno gana exposición para el pensamiento innovador, tecnología avanzada, y soluciones inventivas.

Por esta razón, nosotros, junto con los dos socios de la Misión Rabia y la CDC, viajamos a Ítaca, Nueva York, en un viernes por la tarde en enero para participar en el Hackathon Salud Animal. Ítaca puede ser hermoso, pero en enero también es extremadamente frio. ¡Usted necesitaría una buena razón para estar ahí! Nosotros sentimos que tenemos una gran razón ya que hemos proporcionado tres desafíos: uno sobre rabia, uno para vigilancia de enfermedades, y uno para idear un banco de vacunas global.

Todos nos juntamos en el eHub—más de 70 mentores y más de 100 estudiantes de muchos campos. La energía fue palpable. Los estudiantes han visto los desafíos previamente, y esta fue la primera vez que fuimos a escuchar cómo ellos pensaban como ellos los iban a abordar. Además de nuestros tres desafíos, habían más de aproximadamente 15 grupos de otros expertos en diferentes áreas de la salud animal. Este fue nuestro primer momento de tensión real. De pronto se volvió claro que los estudiantes tenían que escoger que desafíos querían hacer, lo que significó que era posible que nuestros desafíos no serían tomados en cuenta. Fue un momento de nervios antes que un equipo, los Erabdicators, anunciaron que ellos tomarían el desafío de rabia. ¡Estábamos muy aliviados!

Sabemos que podemos vencer al ciclo de la enfermedad y detener a la rabia en humanos y animales si vacunamos más del 70% de los perros contra la rabia. También sabemos que llegar a ese objetivo es dificil. El atrapar a perros ferales es un trabajo difícil que toma una cantidad significativa de tiempo y habilidad. El desafío fue encontrar las formas de incrementar la tasa de vacunación en África.

Los equipos trabajaron en ideas iniciales en la tarde del viernes. En la mañana del sábado, pasaron sus ideas a los mentores. Nos fuimos y nos pusimos a platicar con cualquier equipo con el que nosotros le pudiéramos ayudar. Aunque se presentó un elemento de competencia entre los equipos, el compartir ideas y apoyar a cualquiera fue importante. Tuvimos otra sesión de intercambio en la noche del sábado, y un equipo estuvo trabajando con diferentes problemas y también decidió enfocarse en la rabia, y tuvimos un segundo equipo, “Equipo Bumblebot.”

Ya que es un evento de animales, los perros eran bienvenidos, lo que significó que las cosas se pusieron un poco tensas, siempre había un perro que acariciar. Había una sorprendente energía en el aire con los perros, constante comida y bebida, incluyendo dulces, galletas, pasteles, y crocantes, junto con música y la energía que surgió cuando todos trabajaban juntos, y las ideas fueron tomando forma. Como mentores, respondíamos a las preguntas y explicábamos los problemas del mundo real, pero fuimos cuidadosos en no empujar a los equipos hacia las soluciones. Cada equipo fue responsable de crear soluciones nuevas por sí solos.

Los “Erabdicators” diseñaron una estación de campo que podría liberar una dosis de vacuna oral de rabia. Uno de los problemas con las vacunas orales de rabia es que se pueden quedar por ahí y estas pueden ser levantadas por niños. El acercamiento inteligente tomado por este equipo fue que la estación de campo debería tener alimento para perros ferales cuando estos metieran el hocico en la bandeja de alimentación y una cámara le tomara una fotografía de su nariz. ¡Resulta que la huella de la nariz del perro es única como una huella digital humana! Si la computadora analiza y decide que es un perro nuevo esta liberará una dosis de vacuna oral pero, si es un perro reconocido de una visita previa, entonces no se dará una vacuna.

El Equipo Bumblebot tomó un diferente acercamiento utilizando la tecnología de drones. Los drones estarían equipados con una cámara de video y una jeringa de vacunación. Una computadora analizaría la entrada de la cámara, y si se detecta un perro, entonces el dron bajará volando y lo vacunará. El dron regresará a la estación base a recargar vacuna y cambiar la aguja antes de volver a salir.

Los equipos presentaron sus ideas finales ese domingo. Sus planes de mercadotecnia fueron increíbles. Los cinco perros que estuvieron con nosotros todo el fin semana  fueron capaces de demostrar algunos de los prototipos, aunque uno de ellos no se impresionó con la idea de modelar un chaleco para llevar bolas de goteo IV.

Estaríamos mal si decimos que no nos decepcionamos cuando ninguno de los equipos de nosotros “Ganó” en el evento. Sin embargo, el equipo ganador presentó una sorprendente intervención. Los derrames de petróleo en los mares y océanos son un peligro mayor para la fauna silvestre. El limpiar el petróleo de las aves es un trabajo duro, que consume tiempo, y es estresante para el ave. Toma a tres personas aproximadamente 45 minutos para lavar a un ave lo que se considera mucho tiempo para un ave silvestre para ser manipulada. El equipo ganador, “Lean Preen Machine,” ideó un sonificador que usa movimiento de olas para remover el petróleo, requiriendo menos personal y toma unos minutos mientras se calibra cuidadosamente de manera que las ondas no dañen los delicados huesos del ave. Este sería un cambio en el juego.

Los métodos de “nuestros” equipos tomaron más tiempo para llegar al campo. Sin embargo, usando los drones para vacunar a los perros, y el reconocimiento de huella nasal del perro para vacuna oral de rabia no está muy lejos de lo que se podría imaginar. Nosotros seguimos trabajando con ellos.

Nosotros estamos determinados a hacer la diferencia en la salud humana y animal. Sabemos que no podemos hacerlo solos, sin embargo trabajando juntos, llevando la innovación, lo podremos lograr.

Usted también puede jugar una parte importante en llevar la vacunación contra la rabia a los lugares más necesitados, cada vez que usted opta por Nobivac Rabies para su mascota está contribuyendo para los proyectos existentes de rabia pero también sobre estas emocionantes ideas para la vida.